El Ayuntamiento acomete las obras de construcción del muro del CEI María Montessori

El alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, visitaba ayer las obras de construcción del muro trasero del colegio María Montessori, que tuvo que ser derribado por el ayuntamiento el pasado mes de agosto, como consecuencia del mal estado en que se encontraba y el peligro que esto podía suponer.

La delegada de Educación del Ayuntamiento de Utrera, Mª José García Arroyo, recuerda que está actuación se ha llevado a cabo con cargo al presupuesto municipal, "a pesar de no ser competencia del consistorio ya que toda obra de infraestructura en los centros escolares depende exclusivamente de la Delegación Provincial de Educación, pero al tratarse de escolares de tan corta edad, el ayuntamiento ha hecho una inversión que ronda los 20.000 euros y está cerrando el centro con un muro que cumpla con la normativa y aleje la lógica preocupación de los padres".

Tanto la dirección del centro, la AMPA, la delegación municipal de Educación y el propio alcalde, habían solicitado a la Consejería, la Delegación Provincial y al ISE la urgente construcción del muro que cierra el patio del colegio. Según la delegada, "ante la tardanza y la peligrosidad de tener un patio de recreo totalmente abierto y expuesto a cualquier situación problemática, el ayuntamiento ha procedido a su cierre. Una vez más, hemos tenido que asumir los gastos que corresponden a la Junta, como también ocurrió con el cerramiento y muro trasero del IES Ponce de León el curso pasado que, ante la negativa de la Delegación Provincial de asumir sus responsabilidades, el consistorio corrió con los 50.000 que supuso la obra".

Para el curso próximo, ante la previsión del alto número del nuevo alumnado, cuya matriculación ya se encuentra cercana, la Delegación Provincial de Educación se había comprometido a llevar a cabo la ampliación del centro Tierno Galván, "pero a estas alturas de curso ni han empezado las obras ni se tiene noticia de proyecto o presupuesto alguno por parte de la Junta de Andalucía", afirma García Arroyo.

Para resolver dicho problema, el Ayuntamiento de Utrera, a través del alcalde y delegada de Educación, han puesto además a disposición de la Delegación Provincial la posibilidad de cederle una parcela de titularidad municipal ubicada en un lugar idóneo, siempre y cuando se comprometan a construir de modo urgente, ya que la ratio en infantil se encuentra a una media 27/28 alumnos por clase, estando algunos centros, como el María Montessori, sin Sala de Profesores al tenerla habilitada como aula.

Ante tal carencia de plazas escolares, la delegada municipal de Educación teme que aparezcan de nuevo en los centros utreranos las conocidas "caracolas", aulas prefabricadas donde no se dan las condiciones idóneas para dar ni recibir clases. Según García Arroyo, "esta situación se le está exponiendo a la Delegación Provincial y a la Consejería de Educación desde hace ya cuatro cursos escolares, sin que por parte de quienes tienen la responsabilidad de escolarizar al alumnado, haya habido el más mínimo síntoma de querer arreglar un problema largamente anunciado".
© 2016 iUtrera. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies