La utrerana Ramona del Ojo ha cumplido hoy cien años rodeada de sus hijos y familiares

La utrerana Ramona del Ojo Muñoz está viviendo hoy uno de los días más importantes de su vida, porque no todo el mundo puede soplar 100 velas con motivo de su cumpleaños, y esos son precisamente los que Ramona ha cumplido este 29 de julio.

En su casa situada en la calle Álvarez Quintero, la centenaria ha recibido esta mañana la visita del alcalde de Utrera, Francisco Jiménez,  que no ha querido dejar de felicitarla en un momento tan especial, e interesarse por su estado de salud, ya que la anciana se ha fracturado recientemente la cadera, “aunque se está recuperando con una facilidad que asombra a los propios médicos”, asegura su hija, Josefa Olivares.

Tener la oportunidad de conocer a Ramona es toda una experiencia, ya que se trata de una mujer con una magnífica presencia física y una lucidez plena, que en ningún momento representa la edad que ha cumplido.

Viuda desde 20 años de Juan José Olivares, con quien vivió “un matrimonio plenamente feliz”, tuvo cuatro hijos de los cuales ha tenido la desgracia de perder a uno de ellos.

Con una vitalidad inagotable, hasta su problema con la cadera ha dado largos paseos todos los días, “llegando incluso hasta Consolación”, y espera recuperar esta actividad en cuanto mejore su salud.

Ramona recuerda como los peores momentos de su vida, junto con el fallecimiento de su hijo, la muerte de su madre cuando ella contaba sólo con 12 años. Eso la obligó a hacerse cargo de sus hermanos y sacarlos adelante como buenamente pudo.

Años más tarde, vivió la Guerra Civil, nuevamente sola con sus hijos, porque a su marido lo reclutaron y pasó los tres años de acuartelamiento en Sevilla. “Yo tuve que trabajar en casa de algunas señoras, aquello era el infierno, porque tiraban la comida mientras mis hijos había muchos días que no tenían nada que comer”, asegura Ramona. Afortunadamente aquellos años pasaron y el matrimonio pudo trabajar para darle a cada uno de sus hijos una casa, “uno de nuestros mayores sueños”.

Hoy vive la vida con tranquilidad y viendo “lo mucho que ha cambiado Utrera en este siglo de vida, que no hay quien la conozca”. Aunque a veces se desanime un poco y diga que quiere “irse” con su marido, cuando se le pregunta por este asunto se ríe y asegura que no tiene ninguna prisa y que “esas son cosas que se dicen de boca para fuera”.

Continúa haciendo gala de su ánimo y su buen humor, brindando con una copa de cava con sus familiares, vecinos, el alcalde y los medios de comunicación que han acudido a entrevistarla.

Para el alcalde, “Ramona es todo un ejemplo de la energía y las ganas de vivir de nuestros mayores y tener oportunidad de charlar un rato con ella es una fuente de información y experiencias realmente inagotables”.

Junto con Ramona, hay otros dos utreranos que ya han cumplido 100 años, José Rodríguez e Isabel García, que los cumplieron en junio y julio, respectivamente. En el mes de septiembre los cumplirán Pedro Vázquez y Carmen Fernández.

© 2016 iUtrera. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies