Produsa presentará concurso voluntario de acreedores

La Sociedad de Desarrollo Municipal de Utrera, PRODUSA, presentará Concurso Voluntario de Acreedores, tal y como aconseja la auditoría que está realizando el Grupo Consea, contratado por la Intervención del Ayuntamiento de Utrera para evaluar la situación real de la sociedad municipal.

En el mediodía de ayer la empresa auditoria emitía un primer informe de la auditoría, por lo que esta misma mañana el alcalde, Francisco Jiménez, ha convocado Junta de Portavoces para informar de la situación a todos los grupos políticos de la Corporación, posteriormente se reunía el Consejo de Administración de PRODUSA y, finalmente, se ha mantenido una reunión con los trabajadores para ponerles al corriente de la situación.

Aunque el procedimiento auditor no ha finalizado en su totalidad, este primer informe es lo suficientemente concluyente como para tomar la determinación de acudir al Concurso Voluntario de Acreedores, cuestión en la que coincide la Intervención Municipal. Según el consejero delegado de PRODUSA, Juan Carlos García, "hemos hecho lo indecible por la continuidad de la sociedad, pero la situación financiera de la misma, obliga al concurso voluntario para de esta forma dar respuesta a nuestros acreedores y trabajadores".

Los empleados llevan cinco meses sin cobrar sus nóminas ya que el pasado 17 de octubre se recibía el embargo de la Agencia Tributaria que, junto a otro embargo de la Seguridad Social, congelaban las cuentas de PRODUSA. Igualmente, existe una deuda cercana a los 300.000 euros con proveedores, entre los que se encuentran las empresas que están acometiendo las obras en la barriada de Los Militares, encomendadas por el consistorio a la sociedad municipal. En este sentido, el alcalde ha manifestado que una de las primeras actuaciones será el rescate por parte del Ayuntamiento de la encomienda de estas obras, "con objeto de reanudarlas cuanto antes y que se puedan finalizar y dar respuesta a los vecinos de la barriada".

Por otro lado, a PRODUSA se le adeudan más de 1'5 millones de euros, procedentes de la venta de unos terrenos en Vistalegre por un millón de euros y que la empresa que los adquirió nunca pagó, los casi 300.000 euros que debería haber pagado la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir (MMBG) en concepto de cursos de formación, otros casi 250.000 euros de subvenciones que no se han podido cobrar como consecuencia del embargo que soporta la sociedad y, por último, el pago del alquiler de las viviendas propiedad de PRODUSA que los inquilinos no están abonando.
© 2016 iUtrera. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies