Comienza a funcionar el Centro Municipal de Estancias Diurnas, “Ntro. Padre Jesús Nazareno” que atenderá a 58 usuarios - Servicios Sociales

Fecha: 19 de diciembre de 2012

La pasada semana entró en funcionamiento el nuevo Centro de Estancias Diurnas “Ntro. Padre Jesús Nazareno”, edificado por el Ayuntamiento de Utrera en la calle Molares, 54.

Se trata del primer centro de estas características con el que cuenta el municipio de Utrera y que estará gestionado por “Servicios Asistenciales Centralizados”, empresa que se alzó con la adjudicación en concurso público.

El alcalde, Francisco Jiménez (PA), y

la delegada de Servicios Sociales, Eva Carrascón (PP), acompañados de miembros del Equipo de Gobierno, han visitado las dependencias del centro para conocer su funcionamiento.

Según el gerente del centro, Alexis Doyen, de las 58 plazas disponibles en la actualidad se han ocupado 15, lo que ha permitido la creación de siete puestos de trabajo directos: psicólogo, fisioterapeuta, enfermero, terapeuta ocupacional, trabajador social, auxiliar de clínica y enfermería.

El horario de funcionamiento es de 08:30 a 18:00 horas y las personas son recogidas en su propio domicilio y devueltas a su casa al finalizar la jornada. La jornada de los usuarios comienza con el desayuno y, después, pueden participar en talleres cognitivos, fisioterapia, gimnasia, y realizar actividades como lectura o hacer punto, al igual que si estuvieran en sus casas. Tras el almuerzo, pueden optar por dormir la siesta, ver la televisión y realizar otras actividades hasta que, por la tarde, después de la merienda, finalizan su día en el centro.

En palabras del gerente, el proyecto “supone un respiro para los familiares, que pueden irse a trabajar tranquilamente y hacer sus actividades diarias, sabiendo que aquí hay siete profesionales que están constantemente ocupándose de ellos y velando por el bienestar de sus familiares”.

El alcalde, Francisco Jiménez destacó la importancia de un servicio de estas características, “que permite a los pacientes recibir una atención personalizada y unas terapias acordes con sus necesidades específicas, siendo éste, sin lugar a dudas, uno de los proyectos de mayor contenido social y humano de los que hemos puesto en marcha”.

En este sentido, Jiménez destacó que “pocos ayuntamientos, con la situación económica que estamos atravesando, pueden tomar la determinación de hacer realidad un proyecto por el que veníamos trabajando desde hace muchos años, con el problema añadido del incumplimiento de la Junta de Andalucía de sus obligaciones, ya que el Gobierno Autonómico no ha consentido concertar ni una sola plaza del centro”.

Esta no colaboración por parte de la Junta, supone que el Ayuntamiento tenga que asumir el coste con una partida de 100.000 euros con cargo al presupuesto municipal de 2013, así como el coste que supondrá el desplazamiento de los usuarios desde sus domicilios. Así, tal y como establece al Ley de Dependencia, el usuario deberá aportar el 40 por ciento de su pensión, mientras que el 60 por ciento restante del coste de la plaza “es el que debería asumir la Junta, porque lo establece la norma, pero en este caso lo asumirá el Ayuntamiento al ser un servicio municipal”.

El alcalde agradeció el compromiso de la empresa, “que ha entendido el empuje del Ayuntamiento, y vamos a hacer entre todos que este centro sea todo un éxito, de cara principalmente a los mayores”. También destacó los puestos de trabajo que ya se han creado, “y que se podrán ampliar a medida que se incrementen los usuarios”.

En palabras de la responsable de Servicios Sociales, Eva Carrascón, el nuevo centro supone ofrecer un servicio a los ciudadanos, que ya “venían reclamando la creación de una unidad de estancia diurna”. Además, aprovechó para pedir a la Delegación Provincial, “ya que han cerrado la puerta al concierto de plazas, que cuanto antes saquen adelante el trabajo que tienen acumulado actualmente sobre expedientes de dependencia”. Y es que, “si eso no se resuelve y no adaptan la normativa a la reforma que ha habido, no vamos a poder dar respuesta a muchos ciudadanos de Utrera que tienen el deseo de entrar en el centro y que se encuentran con que, si no se les conceden los recursos que han solicitado, no van a poder contar con su plaza aquí”.

Sobre las características del nuevo recinto de la calle Molares, dispone de una superficie de 651 metros cuadrados, con salones en las plantas baja y primera, cocina, cuartos de baño adaptados, sala de actividades multiusos, despachos para la administración y una sala de fisioterapia.

La alimentación de los usuarios está supervisada por un dietista, con menús adaptados a diabéticos, celíacos e hipertensos.


 

© 2016 iUtrera. Todos los derechos reservados. Diseñado por iCiudad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies